El plasma rico en plaquetas (PRP) es un preparado autólogo (extraído de la propia sangre del paciente) de plaquetas en plasma concentrado. El proceso se realiza mediante la extracción de sangre, centrifugación y extracción del plasma rico en plaquetas para posteriormente realizar la infiltración a nivel facial.

En Salutae ofrecemos este tratamiento para aplicarlo en pieles maduras que presenten signos de envejecimiento o en pieles jóvenes con marcas de acné. Produce importantes beneficios sobre la piel envejecida, restaura la vitalidad cutánea, aumenta su grosor y recupera la consistencia elástica.

¿En qué consiste el proceso?

 

  1. Extracción de sangre: se procede a la desinfección de la zona donde se va a realizar la extracción. Preferiblemente del antebrazo. Se coloca previamente banda elástica para restringir la circulación venosa y así facilitar la extracción. Una vez obtenida la muestra, se retira la banda elástica antes de retirar la aguja para restablecer la circulación. Tiempo estimado: 5-10 min.
  2. Centrifugado: una vez obtenida la muestra se procede a su centrifugación a 2800 – 3100 rpm durante 9-10 min. Al finalizar la centrifugación tenemos ya la muestra preparada para su activación.
  3. Aplicación del PRP: el PRP se puede inyectar a nivel intradérmico mediante micro-inyecciones, donde abundan las células funcionales de la piel. Las cantidades sobrantes de PRP se pueden inyectar a modo de nappage (una técnica de punción rápida) en la epidermis para estimular las células epidérmicas.

Vive una experiencia corporal y de los sentidos

Pide información sobre nuestros tratamientos.