Los hilos tensores, también conocidos como hilos mágicos, han alcanzado gran popularidad en los últimos años en la eliminación de la flacidez de cara y cuello. Gracias a su éxito en los tratamientos faciales, se han comenzado a utilizar a nivel corporal, consiguiendo excelentes resultados a la hora de combatir la flacidez corporal.

El procedimiento de hilos tensores se realiza sin anestesia, por lo que no requiere hospitalización. Se trata de un tratamiento completamente indoloro, que se realiza en una sola sesión y cuyos efectos duran entre 1 o 2 años.

Las zonas del cuerpo que se suelen tratar con los hilos son la cara interna de brazos, la cara interna de muslos y el abdomen.

¿Qué son los hilos tensores?

Los hilos mágicos están compuestos de una sustancia llamada polidioxanona (PDO) y tradicionalmente se han utilizado en cirugía cardiaca para unir los tejidos. Estas suturas son reabsorbibles y biocompatibles, por lo que en ningún caso pueden generar rechazo o provocar alergias.

Al introducirlos en la parte del cuerpo que se quiere tratar, forman una estructura de soporte para los tejidos con flacidez y a la vez estimulan la creación de colágeno y elastina, por lo que la piel adquiere un aspecto más terso.

El Dr. Jesús Chicón de nuestra Instituto Médico Estético Salutae en Madrid es un referente mundial en tratamientos con hilos tensores y uno de los pioneros en España en aplicar esta técnica. Si tienes cualquier duda acerca de este revolucionaria técnica contra la flacidez, no dudes en consultarnos.

Vive una experiencia corporal y de los sentidos

Pide información sobre nuestros tratamientos.