La carboxiterapia es un tratamiento de Medicina Estética indicada para combatir la celulitis, la flacidez y la grasa localizada.

Consiste en la aplicación del gas dióxido de carbono (CO2) por vía subcutánea mediante pequeñas infiltraciones para estimular la oxidación de los ácidos grasos y reducir la celulitis y la flacidez de la piel.

La técnica puede combinarse con otros tratamientos como la mesoterapia, presoterapia o terapias láser para alcanzar mejores resultados.

Beneficios de la carboxiterapia

La carboxiterapia es uno de los tratamientos más eficaces para para tratar la grasa localizada y la celulitis. Gracias a la inyección de CO2 se favorece la vasodilatación y se mejora la circulación de la sangre, por lo que la piel adquiere un aspecto más terso y firme

Además, este tratamiento es eficaz contra las estrías y las cicatrices: el dióxido de carbono promueve la creación de colágeno y elastina, atenuando el aspecto de las mismas.

La carboxiterapia no suele presentar efectos secundarios, a excepción de una ligera molestia en la zona en la que se ha aplicado el CO2 y un pequeño enrojecimiento. En muy pocos casos pueden aparecer un pequeño moratón tras el pinchazo que desaparecerán en pocos días.

En nuestro Instituto Médico Estético Salutae en Madrid somos expertos en tratamientos con carboxiterapia. Sea cual sea el problema a tratar, contamos con un equipo de profesionales que te ofrecerán la mejor atención personalizada para alcanzar los mejores resultados.

Vive una experiencia corporal y de los sentidos

Pide información sobre nuestros tratamientos.