La microdermoabrasión con punta de diamante es un tratamiento de exfoliación de la piel, no invasivo, que tiene como función exfoliar de forma profunda la piel, de manera que se estimule la renovación celular (que ocurre aproximadamente cada 21 días).

La microdermoabrasión es uno de los mejores sistemas para estimular la renovación celular de una forma natural y sin agresiones a la piel. Actúa desgastando exclusivamente las capas de la piel deteriorada y retirando los tejidos muertos, favoreciendo un efecto lifting. El resultado es una piel más luminosa, suave y libre de imperfecciones.

Ventajas de la microdermoabrasión con punta de diamante

La microdermoabrasión es un tratamiento indoloro, por lo que no necesita ningún tipo de anestesia y cuenta con multitud de efectos beneficiosos sobre la piel:

  • Rejuvenece la piel, retrasa su envejecimiento y elimina las líneas finas de expresión, favoreciendo la oxigenación de las células y la formación de colágeno
  • Mejora la apariencia de las pieles grasas, eliminando brillos
  • Reduce las cicatrices de acné y las manchas faciales
  • Elimina espinillas, granos y puntos negros

¿Cuánto dura el tratamiento?

Los resultados del tratamiento son visibles desde la primera sesión, aunque normalmente se realizan de 5 a 10 sesiones para obtener mejores resultados.

La duración de cada sesión es de entre 15 y 45 minutos y se suele realizar una vez por semana. Este tratamiento está indicado tanto para mujeres como hombres sin importar la edad.

La microdermoabrasión puede combinarse con otros tratamientos faciales como la mesoterapia, peelings o mascarillas regeneradoras para garantizar los mejores resultados sobre la piel. En nuestro Instituto Médico Estético Salutae en Madrid somos especialistas en tratamientos médicos y cosméticos faciales. Si padeces alguna afección cutánea, nuestro equipo de profesionales encontrará la solución que mejor se adapte a ti.

Vive una experiencia corporal y de los sentidos

Pide información sobre nuestros tratamientos.