La exfoliación es un procedimiento de regeneración celular natural. La dermis produce células nuevas constantemente que ascienden a las capas epidérmicas (exteriores) de la piel.

En el proceso de regeneración de la piel, aparecen células muertas que producen descamación y que, si no se eliminan, impiden la correcta renovación de la epidermis y la penetración de productos que se apliquen sobre la piel, como aceites o cremas hidratantes.

La exfoliación sirve para eliminar estas células muertas. Además, acelera el proceso natural de renovación de la piel, estimulando la regeneración celular y la microcirculación sanguínea en la superficie.

Beneficios de la exfoliación corporal

La exfoliación es, probablemente, uno de los cuidados corporales que más cuesta llevar a cabo, ya sea por pereza o por desconocimiento de sus ventajas, pero lo cierto es que aporta multitud de beneficios para la piel:

  • Elimina las células muertas, estimulando la regeneración natural de la piel
  • Permite una mejor oxigenación de las células
  • Favorece la absorción de productos cosméticos como cremas y aceites, potenciando su efecto
  • Aporta suavidad a la piel y un tacto aterciopelado

El ciclo de renovación de las células en la piel joven se produce cada dos o tres semanas, sin embargo, al llegar a los 30 años este proceso comienza a ralentizarse.

En nuestro Instituto Médico Estético Salutae en Madrid llevamos a cabo tratamientos de exfoliación corporal para ayudar a acelerar el ciclo de regeneración celular y aportarle a tu piel brillo y suavidad.

Vive una experiencia corporal y de los sentidos

Pide información sobre nuestros tratamientos.